“Mis hermanos, mis tesoros”, por Rosa Lara

  Subscripción via RSS

21/7/2020

Éramos tres cuando nació Fran, nuestro hijo con MPS II, con apenas dos años y medio de diferencia de nuestro hijo mayor, Fer. Al principio todo transcurrió con aparente normalidad, interactuaba como cabía esperar. Al menos eso era lo que nosotros pensábamos. No fue hasta cuando Fran tuvo un año y pocos meses que un pediatra nos advertía que nuestro hijo tenía rasgos físicos característicos y podría no ser un niño “normal”. Fue entonces cuando empezó nuestro periplo por las consultas médicas, hasta que, cuando tenía un año y ocho meses, nos confirmaron el fatal diagnóstico. 

Rosa Lara testimonio MPS

Para nuestro hijo mayor, que entonces tenía unos cuatro años, la situación por la que estábamos atravesando le era ajena, o al menos eso intentábamos. Poco a poco nos empezó a hacer preguntas, cada vez más difíciles: ¿por qué mi hermano va tanto al hospital?, ¿por qué tienen que pincharlo tanto?, ¿por qué lo van a operar?, ¿por qué no vamos a la farmacia y compramos un medicamento que le cure?, ¿ por qué no investigamos nosotros mismos una cura?. Progresivamente fue haciéndose consciente de la situación. Hoy en día tiene 11 años y es su mayor fan. Lo cuida, juega con el, lo mima, lo protege, y por qué no decirlo, también le afecta cuando no lo pasa bien, como es normal. 

Los padres que están en una situación similar a la nuestra seguro que me entienden a la perfección cuando afirmo que esta es una situación muy dura, una situación que trastoca los planes de cualquier familia y que obliga a replantearse muchas cosas deseadas, soñadas o pensadas para tu proyecto de familia y de vida. Nosotros no somos la excepción. Una de las cosas que habíamos proyectado cuando decidimos formar una familia era la de tener tres hijos, pero eso cambió radicalmente (al menos al principio) después del diagnóstico de Fran. Fue tan duro (y lo sigue siendo) que no nos vimos capaces de tener otro hijo. Sin embargo, siete años después de haber nacido Fran, tomamos la decisión de buscar ese tercer hijo. Nos costó bastante decidirnos, pero una vez hecho, la naturaleza que es sabia no nos hizo esperar. Paz, que ahora solo tiene dos años, aprendió a esquivar los manotazos de Fran con la mayor naturalidad antes de caminar. Con ella hemos podido ver cuán fácil y natural es la adaptación de un niño. Intuitivamente desde muy pequeña ya cuidaba de su hermano, lo acariciaba, lo besaba, era y es muy conmovedor verlo. Y estamos seguros de que en lo que tenga capacidad, se involucrará más en su cuidado, lo protegerá, y jugará aún más con él. 

Ambos hermanos juegan y disfrutan mucho de Fran, son parte de su estimulación diaria. Fran los adora, interactúa con ellos y los echa de menos cuando no están. Se puede apreciar ese sentimiento tan intenso que hay entre ellos. Y por esa razón podemos dar fe, que para nuestro hijo Fran, son su mayor tesoro.

Rosa Lara testimonio MPS

Etiquetas:

Contacto

Hogar MPS España (piso de acogida)
Avda. Barcelona nº 174 1º 2ª
08700 Igualada (Barcelona)
93 804 09 59 / 617 080 198
info@mpsesp.org

/con ¿Quieres ayudarnos? Puedes hacer una donación a través de la plataforma Paypal:

Recibir boletín


Acepto las condiciones legales*
Soy mayor de edad*

De conformidad con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de datos y la LO 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, les informamos que los datos personales facilitados a través de este apartado de suscripción pasarán a formar parte de los sistemas de información de ASOCIACIÓN DE LAS MUCOPOLISACARIDOSIS Y SÍNDROMES RELACIONADOS, garantizando que cumplen con las medidas de seguridad exigidas para garantizar la confidencialidad, integridad y recuperación de datos.

Esta información será tratada con la finalidad de remitirle de manera periódica nuestro boletín de noticias e información que pudiera ser de su interés respecto a las finalidades de la Asociación y actividades en las que participa y organiza y por medios electrónicos. Estos datos los facilita, voluntariamente y se guardarán hasta que manifieste su deseo de que sean eliminados. No serán cedidos ni comunicados, en ningún caso, salvo a los organismos públicos amparados por una norma y a los encargados de tratamiento que nos prestan servicios de provisión y mantenimiento de nuestro sistema de información, con los que hemos suscrito los oportunos contratos. En cualquier momento, Ud. podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión y, en su caso, portabilidad y limitación del tratamiento, mediante escrito dirigido a Av. Barcelona 174, 1º 2ª, 08700 de Igualada, Barcelona o a través de la dirección de email gestion@mpsesp.org.

Social Media